Outletart
Para artistas que buscan…
¿ que es el barniz de dammar?

Para bellas artes ha de ser clara... y al loro¡¡¡¡¡ no esos saquitos que hay 4 trozos y el resto es piedrecitaspequeñas.

Para bellas artes ha de ser clara... y al loro¡¡¡¡¡ no esos saquitos que hay 4 trozos y el resto es piedrecitaspequeñas.

Primero de todo … te dejare unas pistas para que sepas si te interesa o no… y si te interesa abajo de contamos hasta el dni del mismo ….

 

Utilidades;

 

Mezclado con oleo de linaza y white spirit o trementina… es un medium que seca rapido y queda un poco glaseado…

 

-Utilizado como diluyente en mezcla con trementina , acelera el sacado…

-Utilizado como barniz , hace unas vitrificaciones muy duras…

 

…y utilizado en su acabado mate… sirve de barniz unificador de rechupones y otros( barniz de retoque) , para continuar la obra.

 

Atencion….¡¡¡¡¡¡

 

Consejos de abuela……

 

Venden barniz en diferentes calidades….el que nos inetersa ,(por que es  transparente), son los exclusivos de bellas artes ,  y si no, hacernoslo nosotros en el taller….pero os  cuento….la resina ha de ser en piezas grandes , palidas.

Se venden paquetes que son como granos de arroz… y arriban colocan unas quantas de grandes…. eso es una estafa… el barniz sale turbio… para hacerte el barniz necesitas…..

1kg de resina de dammar grande y 2,5 litros  de white spirit( trementina , que se intoxiquen otros… mejor).

 

Metes la resina 250gr…dentro de una media(panty o similar) en baño dentro de 750cc de white spirit.. 48h … pasado este tiempo mira como esta, si a quedado espeso… guardalo.. ese es elbarniz… al aplicalo… piensa que es un barniz espeso… normalmente hay que utilizar white spirit para que fluya ….

 

 

 

 

Ycon ustedes     …… el   Barniz de dammar;

 

El dammar se extrae de árboles tropicales —numerosas variedades de las especias Shorea y Hopea— originarios de Malaya, Borneo, Java y Sumatra. Existen en el mercado muchas variedades. Conviene elegir, si es posible, fragmentos grandes, limpios, incoloros o de color paja claro. Las variedades principales son las de Singapur y Batavia, así llamadas por los puertos donde se concentran y embarcan. Muchos prefieren el Singapur N.° 1, aunque el Batavia Grado A es más caro y mejor considerado por los consumidores industriales. Algunas veces se encuentran variedades algo inferiores, como la de Pedang y la de India Oriental. Muchos grados «selectos» no se pueden encontrar en el mercado americano, como sucede con el excelente dammar de Mata Kuching (ojo de gato), mencionado en varios libros europeos. El damar de Singapur N.° 1 se vende en fragmentos grandes y piezas en forma de estalactita, brillantes, claras y transparentes, con un color que oscila del blanco acuoso al pajizo profundo. Las piezas parecen algo opacas, debido al polvillo de la resina, pero los fragmentos partidos son transparentes. Los más grandes miden unos 3,5 cm. de diámetro, pero en general suelen ser más pequeños. El dammar de Batavia Grado A se presenta en piezas mucho más grandes y redondeadas. La resina de damar tiene un olor leve pero característico. 

Aunque el Batavia Grado A es más caro, el Singapur Nº 1 es más adecuado para barnices artísticos de solución simple; al secarse forma una película más dura y menos tendencia a tas eflorescencias. Conviene seleccionar las piezas más limpias e incoloras, hasta haber separado, por ejemplo, el mejor 40 por ciento del total. El elevado precio de estas variedades se debe no sólo al trabajo invertido, sino a que más de la mitad del material original deja de ser del grado Nº 1, y hay que venderlo a precios más bajos.

El disolvente adecuado para el barniz de dammar es la esencia de trementina. El alcohol puede atacar y destruir una capa seca de barniz, pero no resulta apropiado como disolvente porque la resina se disuelve muy imperfectamente en él. Los alcoholes minerales ordinarios no disuelven la resina en frío, ni se pueden mezclar con el barniz sin perjudicar sus propiedades, excepto en el caso de disoluciones muy diluidas. Muchos de los disolventes especiales más potentes pueden disolver el dammar, pero no se suelen emplear para ello.

El barniz de dammar mantiene su apariencia incolora más tiempo que cualquier otro barniz, porque la resina misma apenas contiene materia colorante; su tono ligeramente amarillento puede deberse a hojas, cortezas y otras impurezas. El dammar fresco da lugar a una solución más incolora; aparentemente, las impurezas se vuelven más solubles con la edad.

Proporciones:

La fórmula habitual para el barniz de dammar es un corte de 5 libras (5 libras de dammar —2,2 Kg.— por cada galón —3,7 litros— de esencia de trementina); éste es el barniz denominado dammar corriente. Para utilizarlo como barniz de cuadros, hay que diluirlo con esencia de trementina pura hasta una consistencia manejable, según las necesidades concretas de cada trabajo y el criterio individual del artista; algunas variedades comerciales tienen un corte de 4 libras. En el caso de medios para temple y veladuras, se utiliza a plena intensidad. En algunos casos, se necesita más concentrado —seis libras y medía (2,9 Kg.) por cada galón— y a este barniz es al que me refiero cuando hablo de «dammar de consistencia más que mediana». Si se necesita una solución más densa y viscosa se prepara un corte de 8 libras (3,6 K-g) por galón.
Normalmente se desperdicia un poco de resina al preparar todos barnices, especialmente en los métodos caseros; esto se puede compensar añadiendo la cantidad correspondiente de resina, según el criterio y la experiencia del artista (aproximadamente, un dieciseisavo del peso total).

Para hacer aproximadamente medio litro de estas distintas concentraciones, se disuelven las siguientes cantidades de dammar en 300 cc. de esencia de trementina:

Corte de 5 libras: 175 g.

Corte de seis libras y media: 230 g.

Corte de 8 libras: 280 g.

Contando con un margen de pérdida debido a las impurezas, medio kilo de dammar de Singapur Nº 1, una vez disuelto, ocupará un volumen de 450 cc.

A pesar de la razonable insistencia en utilizar fórmulas exactas, una persona experimentada puede juzgar la viscosidad de los barnices con sólo observar cómo fluyen en un pincel o una varilla de agitar. Hasta tiempos relativamente recientes era raro que los barnices se prepararan ateniéndose estrictamente a las fórmulas; éstas ya se alteraban durante el proceso, según el criterio del operario, lo cual explica las proporciones tan inconcretas que aparecen en algunas viejas recetas.
Dada la variabilidad de los materiales y las circunstancias, muchos pintores prefieren fiarse de sus experiencias, sin adherirse a las recetas, y preparan una mezcla muy espesa, con exceso de resina en el disolvente, que luego rebajan a discreción a la hora de usarla.

El barniz de dammar de mejor calidad tiene un color pajizo y es transparente o casi. No importa que esté un poco turbio, debido a ceras que se disuelven imperfectamente en la trementina, pero que quedan claras y transparentes una vez secas. Para clarificar el barniz de dammar, preparado tal como le he indicado, se añade un poco de acetona, alcohol anhidro o metanol, en proporciones muy pequeñas, hasta que el barniz queda transparente (agitando o removiendo vigorosamente después de cada adición). Nada más añadir el clarificador se forma un precipitado blanco de cero, pero se disuelve en seguida al agitar.

La clarificación parcial del barniz mejora su apariencia en el frasco y parece ayudar a evitar las eflorescencias, pero si se añade demasiado clarificador, éste puede tener un efecto disolvente y destructivo sobre la pintura.

Eliminación de la cera:

Si se siguen añadiendo disolventes más allá del punto en el que la solución queda transparente, la cera se separará de manera permanente, y habrá que eliminarla por filtración o sedimentación. En general, no es recomendable quitar la cera del barniz de dammar, ya que esto puede afectar a su duración. Es una práctica corriente en la industria de las lacas, donde se utiliza resina de dammar que no conviene que contenga ceras. Pocos expertos recomiendan eliminar la cera de los barnices para artistas, y la mayoría están en contra de hacerlo. La resina de dammar de buena calidad debe guardarse en un lugar cálido y seco, y en caso de que se enturbie por haber absorbido humedad, basta con calentarla ligeramente para que el enturbiamiento desaparezca.

Es bastante corriente que en el barniz de dammar recién preparado aparezcan impurezas que van precipitando en forma de polvo rojizo. Se pueden quitar dejando reposar el barniz durante una o dos semanas, y después filtrándolo con una tela de algodón. Estas impurezas son serrín de madera o cortezas, y en algunos casos se puede reducir su cantidad lavando la resina en agua, y secándola luego con mucho cuidado antes de mezclarla con la esencia de trementina. En algunos barnices comerciales baratos se ha utilizado esencia de trementina destilada al vapor, reconocible por su olor nauseabundo, o hasta un 50 por ciento de alcohol mineral.
La primera no afecta a la calidad del barniz, pero el segundo puede hacerlo oscuro y turbio. El barniz de dammar transparente que se vende en latas para acabados industriales, está casi siempre «mejorado» por la adición de aceites y otros barnices; sólo deben adquirirse los de marcas conocidas, hechos especialmente para usos artísticos.

El barniz de dammar, cuando se prepara y aplica correctamente, tiene menos tendencia a la eflorescencia que los demás barnices. No se trata de una superficie totalmente inmune: incluso en un cristal pueden formarse eflorescencias; pero sí aparecen en un barniz de dammar correctamente aplicado serán solo superficiales, y se pueden quitar fácilmente. El peor tipo de eflorescencia persistente, que se formabajo la superficie del barniz, se debe a la presencia de humedad en los ingredientes o a la condensación de humedad en la superficie durante el secado. La acción molecular que tiene lugar en la evaporación de los ingredientes hace aumentar la temperatura, con lo cual se condensan en la superficie pequeñas cantidades de humedad. Esta teoría explica el por qué algunos materiales tienen más tendencia que otros a la eflorescencia.

La historia documentada del dammar no es muy larga, pero existen muchas referencias de principios del siglo XIX, y es probable que antes circulara por Europa bajo otros nombres. Son corrientes las referencias a “dammar”, o “resina blanca común”, «Gum de Mar», etc. Según el Profesor Barry, la palabra malaya «dammar» no es un término especifico para designar a la resina, sino que significa «antorcha», ya que las teas se hacían con el mismo árbol.

Costes;

 Hacerte 1 ltr de barniz vale unos 6e.

 

Comprarlo hecho unos 6 e bote de 75ml

 

 

Te ayudo… venga….

 

Resina de dammar trozos grandes a     14,75e / kg

5ltrs white spirit      19,50e.

  

 

Barniz dammar brillo o mate  talens

 

 

  

 

baARNIZ 250CC .. PARA QUE LO PRUEBES Y SI TE FUNCIONA..¡¡¡¡¡haztelo tu¡¡¡¡¡

BARNIZ 250CC .. PARA QUE LO PRUEBES Y SI TE FUNCIONA..¡¡¡¡¡haztelo tu¡¡¡¡¡

Barniz de pintura brillante 002 botella 250 ml

Objeto: protección duradera de un cuadro al óleo (barniz de acabado) 
Composición: resina sintética, aceite de trementina y white spirit 
Particularidades:

  • Aplicar sólo después del secado total de la pintura (entre 6 y 12 meses, dependiendo del grosor de la capa)
  • Seca en pocas horas
  • No amarillea
  • Proporciona un brillo intenso
  • Mezclado con Barniz de pintura mate 003, disminuye el brillo
  • Diluible con trementina o white spirit
  • Se elimina con disolventes suaves
  • Inflamable
  • 250cc-12e   ( no esta mal, muy fino, transparente… y si solo quieres un poco para provarlo… luego , si te funciona … ya haras el tuyo)

  •  

    Si quieres algo pidemelo; outletart@hotmail.com

     

    48h en casa… y ala …a pintar¡¡¡¡.